Consejos para conseguir una amasado

Sep 30, 2015 12:00:00 PM / por Europan

amasadoras_para_pan_consejos

Saber cuándo estás utilizando tus amasadoras para pan de más o de menos, y saber cómo corregirlo, puede significar la diferencia entre una barra de pan lamentable y una fantástica.

Para empezar, es importante entender que amasar requiere una ciencia diferente a cualquier otro aspecto del horneado. El rango en el cual la masa está amasada adecuadamente es bastante grande. Pero aún así, los problemas suelen presentarse cuando se llega a los extremos de este espectro.

Europan te proporciona el mejor equipo para panadería y los mejores consejos para utilizarlo adecuadamente. En esta ocasión, es el turno de las amasadoras para pan.

Si no amasaste lo suficiente…

Mientras sigas en la etapa del amasado, puedes decir si tu masa no está lo suficiente amasada si está muy floja y sin consistencia. En este caso, la solución es muy sencilla: utiliza tu amasadora un poco más.

Ahora bien, si ya estás intentando dar forma a tu masa y sigue deshaciéndose, también es una señal de que le falta un poco de amasado. En este punto, lo mejor es darle forma de un balón y dejarla reposar durante 15 minutos. Haz esto unas cuantas veces antes de que la pelota mantenga su forma sin aplanarse.

Si te perdiste todas las señales y pusiste tu masa en los hornos de convección, probablemente obtengas un pan con una textura un poco extraña, pero completamente comestible. Córtalo en rebanadas y deja que repose un poco.

No olvides amasar un poco más para la siguiente ocasión.

Si amasaste de más…

Es mucho más fácil sobre-amasar la masa utilizando amasadoras para pan porque el motor es tan poderoso, que el proceso se lleva a cabo mucho más rápido.

Cuando estés mezclando con amasadora, es recomendable que cada 2 minutos te detengas a ver cómo va la masa. Esto es especialmente aconsejable si eres nuevo utilizando equipo para panadería o estás probando una receta completamente nueva.

Si la masa se siente muy densa y resistente cuando la amasas en sentido opuesto a las manecillas del reloj, es una señal de que está comenzando a sobre-amasarse. Será más difícil aplanarla y darle forma.

Al sobre-amasar, el gluten se ha apretado tanto que su elasticidad no es suficiente para moldearlo a conveniencia.

Si alguna vez te das cuenta de que esto te ha sucedido, intenta dejar que la masa se eleve un poco antes de darle forma. En realidad, no hay forma de arreglar el daño completamente, pero dejarla reposar ayudará a que se vuelva un poco más flexible.

No olvides utilizar las mejores amasadoras para pan del mercado. Europan te las proporciona y te invita a que conozcas el resto del equipo de panadería que tiene para ti.

Descarga nuestro catálogo >>  

Topics: Consejos para panaderos

Europan

Escrito por Europan


Entradas relacionadas