10 problemas comunes al hornear un pastel y cómo solucionarlos

May 17, 2017 6:30:53 PM / por Europan

errores-hornear-pastel.png

A todos nos han pasado más de una vez, ya sea porque estamos cambiando de horno o porque todavía no calculábamos bien una receta. Los siguientes son algunos de los problemas más frecuentes al hornear un pastel. ¡Descubre cómo solucionarlos!

1. Muy seco

Esto suele deberse a los ingredientes o el horno. Verifica que utilices la suficiente cantidad de ingredientes húmedos, como los huevos. Similarmente, no uses los ingredientes secos en exceso, ya que pueden absorber la humedad. Por otro lado, no olvides utilizar un reloj con alarma para que no dejes tus pasteles mucho tiempo en el horno. Aunque si tu horno tiene reloj integrado con alarma sonora mucho mejor, ya de esta manera el horno se detiene justo cuando ha pasado el tiempo de horneado que le asignaste previamente.

2. Falta de cocción

Si tu pastel está crudo en el centro, a pesar de que lo horneaste el tiempo que indicaba la receta, puede que tu horno estuviera muy frío. Un horno para panadería que cuente con termómetro integrado es un gran apoyo para evitar este problema.

3. Mezcla partida

Cuando la mantequilla y el azúcar han sido batidos por demasiado tiempo y parece que la mezcla se va a partir, es momento de dejar de batir y añadir los ingredientes secos.

4. Se hunde

Si tu pastel está crudo en el centro, cocínalo durante unos minutos más. Si aun así no se esponja, puede que haya un problema con unos de los agentes que lo elevan. ¡No entres en pánico! La cobertura ayudará a disimular un poco esta situación.

5. Pegado en el molde

Si tu pastel se quedo pegado en el molde, deja que se enfríe por media hora, aproximadamente. Esto evitará que se parta cuando lo intentes sacar. Luego, pasa un cuchillo en la orilla para aflojarlo un poco y da la vuelta colocando una rejilla para atrapar el pan. Utiliza papel papiro para evitar que esto suceda en otras ocasiones.

6. Se desborda la mezcla

Es recomendable que no llenes más de dos terceras partes de tus moldes para dejar espacio a que el pan se levante. Si tu mezcla se está desbordando, puede que haya mucha mezcla o que el molde sea muy pequeño para la receta. Experimenta con varios tamaños y asegúrate de cumplir con la regla de 2/3 antes de meter a hornear.

7. Se quema

Si tu pastel se ha quemado más allá de cualquier salvación, no debes seguir trabajando en él, ya que sabrá muy mal. Si puedes salvarlo, utiliza un cuchillo serrado para eliminar cualquier parte quemada. Usa tu cobertura para disimular esas partes.

8. Se agrieta de arriba

Cuando un pastel se agrieta en la parte superior, significa que se ha elevado muy rápido. Esto puede haberse dado porque la temperatura del horno es muy elevada o bien, porque había mucha levadura u otro agente. Una vez más, un horno con termómetro es la medida de prevención idónea para hornear pasteles y cheesecakes perfectos.

9. Bordes crujientes o grasosos

Esto usualmente pasa cuando se ha embarrado demasiada mantequilla en los alrededores del pastel para evitar que se pegue al molde. Esto tiene un efecto de freír el pan cuando la mantequilla se derrite y puede causar que resulte con textura crujiente o grasosa en los bordes.

10. Muy pesado

Si tu pastel está muy denso o muy pesado, pero sí se cocinó por dentro, significa que no lo batiste lo suficiente. Batir es muy importante, ya que incorporas mucho aire al pan y así se vuelve más ligero y esponjoso. Otro motivo podría ser que no utilizaste suficientes agentes para levantar el pan.

Cuando se trata de hacer pasteles, los detalles son muy importantes y fáciles de olvidar. En Europan, tenemos los mejores hornos para panaderías, que te ayudarán a lograr la textura perfecta para tus productos. ¡Conócelos!

Cómo seleccionar tu horno para pan - Europan

Topics: Consejos para panaderos

Europan

Escrito por Europan


Entradas relacionadas